La historia del
globo aerostático

Los inicios del 
globo aerostático

Para hacer más ameno el confinamiento debido a Covid-19, nos hemos comprometido a ir publicando información y conocimiento sobre los globos aerostáticos. En la primera publicación hablamos de las diferentes partes de un globo aerostático.En la segunda publicación hablamos de cómo y por qué vuela un globo aerostático.

Hoy os resumiremos la historia del globo aerostático, el medio de transporte que se ha mantenido más intacto desde su invención.

En 1783 fue el año en que se conquistó el cielo gracias al globo aerostático y los famosos hermanos Montgolfier. Sin embargo, en 1709 el sacerdote Bartolomeu de Gusmão hizo la primera demostración de ascensión de un globo de aire caliente no tripulado en la Casa de Indias de Lisboa. La Santa Inquisición lo persiguió por este descubrimiento y tuvo que exiliarse en Toledo, donde murió a la temprana edad de 39 años.

1783, la carrera para conquistar el cielo

En 1782 los hermanos Montgolfier reanudaron el invento de Bartolomeu, al observar como el humo ascendía.

El 4 de junio de 1783 hicieron la primera demostración ante la nobleza local y un gran número de personas que se habían acogido a la plaza mayor de Annonay. Allí encendieron una hoguera bajo un gran globo construido con tela y papel. El globo lo sostenían 8 hombres, que cuando lo soltaron, se elevó. El globo recorrió unos 2km y cayó en medio de un campo, donde fue destrozado a golpes por un grupo de campesinos asustados.

El 27 de agosto de 1783 el profesor Jacques Charles y los hermanos Robert elevaron un modelo diferente de globo, con aire caliente y un gas descubierto hacía pocos años, el hidrógeno. Este globo recorrió unos 20km y aterrizó unos 45 minutos después. Una vez más, el globo fue destrozado por los campesinos asustados al ver caer una tela del cielo.

El 19 de septiembre de 1783, Étienne Montgolfiere, ante la presencia de Luis XVI y María Antonieta, elevó un globo que transportaba una oveja y algunas aves, todas encerradas en una jaula, pues se quería saber si un animal podía sobrevivir a tanta altura. El globo se elevó unos 500m y aterrizó en un bosque. Los animales sobrevivieron y esto abrió camino a hacer el primer vuelo en globo aerostático tripulado.

El 21 de noviembre de 1783 el científico Pilâtre de Rozier y el marqués de Arlandes fueron los primeros aeronauta de la historia. Despegaron en un globo que calentaba su interior con una hoguera que iban alimentando. El globo se elevó en París y sobrevoló la ciudad durante unos 25 minutos.

A partir de este primer vuelo, se perfeccionó la técnica y solo 10 días después Jacques Charles y Nicola-Louis Robert, volaron con un globo que permitía controlar la altura con bolsas de arena que tiraban por la borda para sacar peso.

Podéis leer más sobre las partes del globo aquí.
Podéis leer más sobre cómo vuela un globo aquí.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto